miércoles, 16 de diciembre de 2009

EL HOMBRE DE HOJALATA

El Hombre de Hojalata había llegado a su punto de perfección. Había prescindido de todos los elementos dispensables, de todos los riesgos superfluos y había demostrado a él y al mundo que nadie podía igualarle en su capacidad mental.
Hace años empezó a ponerse guantes. Primero de lana, luego de piel. Se dió cuenta de lo estúpida que era la gente pasando frío y él tuvo la sabia idea de cubrirse las manos. Cuando las enfermedades se hicieron comunes dió un paso mas y se protegió con plastico pero cuando un día se cortó con un cuchillo decidió que lo mejor era cubrirse las manos de hojalata. Después de las manos vino el resto del cuerpo. Ya nunca más tendría que peocuparse del dichoso perro del vecino que se le lanzaba a las pantorrillas en cuanto le veía. Desde luego no había nadie más listo que él en el vecindario pensaba. Todos me tienen envidia se decía cuando los vecinos le miraban extrañado por el aspecto tan raro que iba cogiendo. Su inteligencia era sobrenatural ya se lo había dicho su madre de pequeño pero la maestra lo corroboró luego en la escuela. Lo de este niño no es normal. Sus razonamientos eran implacables. Pensaba tanto y tan bien ue casi no necesitaba más que u cerebro. Recordó cuando de pequeño sspendió una asignatura por estár desconcentrado por una riña familiar. Cuando en la universidad sacó un 9 en vez del 10 que se merecia por haber estado despistado por culpa de aquella chica. Que imbecil era, que débil se décía. Y culpaba a todos los que le habían apartado de su camino por envidia claro. Su carrera fue brillante, luego en la empresa brilló también auque ascendia mucho más lento de lo que merecía. Demasiados amiguismos se decía; si valoraran lo que hay que valorar yo sería el numero uno. Cuando tuvo que despedir a su primer empleado tardo casi un mes en hacerlo. Se lo pensó y se lo pensó. Ahora le daba casi verguenza reconocerlo. Había aguantado la ineficiencia más allá de lo razonable. Por suerte ahora ya no se andaba con tantas contemplaciones. Ya no era tan débil y eso le hacía sentir bien. Casi sentía verguenza al recordar la época en que sus sentimientos interferían en sus decisiones, en su camino. Cuando lloraba o reía. Cuanto tiempo y oportunidades habia perdido por culpa de eso? no quería ni pensarlo.
Por suerte todo eso quedaba muy muy atrás, hora la hojalata cubría su cuerpo y eso le hacía sentir tranquilo y seguro. Nada le perturbaba. Tenía tanta hojalata alrededor de su cuerpo que apenas podía sentarse y mucho menostumbarse. No notaba el frío en invierno ni el calor en verno. Estaba orgulloso de verdad. Ahora tenía tanta hojalata que hasta le obligaba a mantener la cabeza rígida. Eeso era muy bueno, algo inesperado pero útil. Así no corria el riesgo de despistarse con cosas superfluas. Nunca más volvió a girar a cabeza. Vivió y murió convencido de que era el hombre más listo del mundo y que había llegado tan tan lejos como ningún hombre había llegado tan lejos. Lo que nunca llegó a saber porque no podría girar la cabeza es que a su lado había otro hombre de hojalata también con el cuello rígido que tampoco le veía porque no podía girar la cabeza y al lado de este otro y más allá otro. Y así había una hilera de hombres de hojalata que llegaba hasta el infinito, todos uno al lado del otro, como una gran linea que se perdía detrás de las montañas, tantos tantos tantos que daban la vuelta al mundo en una cadena inmensa de hojalata.

Datos personales

Mi foto
Leonard Pera: Nace en Barcelona en 1972. Licenciado en empresas por la UAM. Postgrado telecomunicaciones por la Escuela de Ingenieros de Madrid, en Comercio Internacional por la Cámara de Comercio y en Unión Europea por la Escuela Diplomática. Tras trabajar 5 años en Telefónica como responsable de las relaciones con los operadores de la Unión Europea, en el año 2001 se incorpora al Grupo Deutsche Telekom como responsable del lanzamiento del mercado telecomunicaciones en España en funciones de Director de Carrier Services. Desde Febrero del 2007 Responsable del Negocio de Telecomunicaciones para el mercado corporativo y desde Mayo del 2007 Director de ITC Sales & Support. Es además, es responsable de Comisión Internacional de Autelsi y Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Consultoría. Es Miembro del CATSI, Consejo Asesor del Ministerio de Industria. Profesor en el Master de Telecomunicaciones de Cremades y ponente habitual Internet Global Congress, VIP Events, etc.