jueves, 9 de octubre de 2008

CINK


Conozco a Cesar Calderón desde el mismo dia que conocí a la madre de mi hija. Y de eso hace mil años. Un 3 de marzo del año 90? Cesar es el huracán Mitch. Conozco todo lo bueno y lo no tan bueno que pueda haber en él. Igual que él conoce mis luces y mis sombras. Cesar tiene un olfato inigualable para ver cuando vienen las olas. Fue así en el movimiento estudiantil, donde organizó mil batallas. Tanto estaba en una mesa negociando con Pertierra o Rubalcaba (casi nada) como en la calle al lado del cojo manteca. Antes que la mayoría de españoles descubrió que había vida más allá de los Pirineos, habló inglés, alemán, catalán, antes de que muchos aprendieran a pronunciar bien nuestro idioma. Cuando pasó esto tenía 20 añitos....
Un poco más tarde, una noche cuando yo me acababa de instalar en una tienda de campaña en la castellana para pedir el 0.7 para cooperación, me llamó. Me había visto en la contraportada de El Mundo. Me dijo " Leo, estas ahí?, tenemos que hacer algo!", Y vaya si lo hicimos. Ya entonces tenía un don especial para los medios de comunicación, para ajustar el mensaje, para relacionarse con ellos. Aun así muchas veces cedió su protagonismo para que fuera yo u otros los que apareciéramos. Me decía "la camara te quiere", y me dejaba hablar a mí, pero él estaba al lado, definiendo el mensaje, la estrategia. Recuerdo los debates a los que acudió él, con Mercedes Milá, con Hermida. A él también le quería la camara. De otra manera eso sí. Más duro que Felipe, más moderado que Alfonso....
Luego, cuando al cabo de los años, nos reencontramos resulta que él estaba metido en las nuevas tecnologías, donde yo había continuado la vida laboral. Y es que antes de que venga la ola Calderón ya la ha visto y espera en la playa con su tabla de surf preparada. Ahora que muchos hablan de 2.0 pocos como él llevan tantos años bregando en este mar.
Su nuevo proyecto, CINK, cubre un espacio necesario y útil para la sociedad y para nuestro desarrollo. Hay que pasar de las redes sociales solamente enfocadas al ocio a buscar su utilidad empresarial. Las empresas no existirán más como las conocemos ahora. Se abre un nuevo modelo. Y Cesar y CINK estarán en la brecha. Shake your business!

2 comentarios:

Franesco dijo...

La apuesta es buenísima y sólo el momento es malo. Pero César es capaz incluso de aprovecharlo, porque cuando cambien las tornas y la vaca flaca engorde, él estará allí esperando para recoger mientras otros empiezan a sembrar. Yo también alucino con su capacidad y, sobre todo, con su empuje.

César Calderón dijo...

Joder, gracias, es un texto realmente bonito, Leo.

La verdad es que ya hace unos añitos que nos conocemos ¿eh?

Datos personales

Mi foto
Leonard Pera: Nace en Barcelona en 1972. Licenciado en empresas por la UAM. Postgrado telecomunicaciones por la Escuela de Ingenieros de Madrid, en Comercio Internacional por la Cámara de Comercio y en Unión Europea por la Escuela Diplomática. Tras trabajar 5 años en Telefónica como responsable de las relaciones con los operadores de la Unión Europea, en el año 2001 se incorpora al Grupo Deutsche Telekom como responsable del lanzamiento del mercado telecomunicaciones en España en funciones de Director de Carrier Services. Desde Febrero del 2007 Responsable del Negocio de Telecomunicaciones para el mercado corporativo y desde Mayo del 2007 Director de ITC Sales & Support. Es además, es responsable de Comisión Internacional de Autelsi y Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Consultoría. Es Miembro del CATSI, Consejo Asesor del Ministerio de Industria. Profesor en el Master de Telecomunicaciones de Cremades y ponente habitual Internet Global Congress, VIP Events, etc.